DEL MURO DE Celina Guzmán Estrada

El día de ayer, nos tocó mirar como arman un castillo de pirotecnia, y platicamos con los hombres que lo arman, y ya en la noche, fue todo un éxito su árduo trabajo. Por cuestiones de trabajo ya no pudimos quedarnos, pero así fue de hermoso, San Blas lució a todo su esplendor .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *